Atrapados en el hielo

En 1915, 28 hombres quedaron atrapados en el hielo durante 18 meses, sin más provisiones y pertrechos que los necesarios para un viaje de exploración de 6 meses. En un alarde de determinación, el líder de la expedición, Sir Ernst Shackleton consiguió llevar de vuelta a la civilización a todos sus hombres. Para ello tuvo que recorrer más de 1.100 millas a través del océano antártico y el mar de Weddell. Y lo hizo orientandose con un sextante a bordo del “James Caird” un bote de remos de 6,7 metros, al que el carpintero de la expedición improvisó un mástil y una cubierta con los restos del naufragio del Endurance. Tras más de 500 días sin refugio y sin esperanzas ninguno de ellos quedó atrás.
La expedición: El 1 de Agosto de 1914, partió de Londres la expedición Imperial Trans-Antártica (Expedición Endurance), con el objetivo de cruzar a pie el continente antártico. El 20 de Enero de 1915, a tan solo un día de navegación de su objetivo, el Hielo se cerró alrededor del Endurance. A pesar de los esfuerzos de su tripulación por liberarlo, nunca volverían a navegar. Estaban atrapados en el hielo.
La tripulación intentó abrir un canal en el hielo, para poder avanzar, largaron todo el trapo, forzaron las máquinas, pero todo fue inútil.

Los meses pasaban sin cambios sustanciales, así que decidieron pasar el invierno a bordo del barco.
El frio y la humedad iban convirtiendo al Endurance en un fantasma de hielo varado en medio de la nada.
La aparente calma se vio truncada por las corrientes marinas y el movimiento de la masa de hielo, El barco estaba sometido a una enorme presión, que comenzó a escorarlo de manera peligrosa. Las nuevas condiciones les hicieron cambiar de planes…

El 27 de Octubre de 1915, a las 5 de la tarde, Shackleton dio la orden de abandonar el barco y salvar todo lo que pudiera ser útil para pasar el invierno a la intemperie.
Días después y sometido a una enorme presión de más de 10.000 toneladas, el mástil cayó, y el Endurance, el hogar de 28 personas durante 11 meses, se hundió el 21 de noviembre.

El Endurance era una goleta de 3 palos de 44 metros de eslora,
Concebida y fabricada como rompe hielos. Se utilizaron la maderas más duras, y sus costados tenían más de 88 cm. de espesor, para aguantar la enorme presión que ejerce el hielo.
A pesar de ello, y tras meses de tenaz lucha, haciendo honor a su nombre, el barco se hizo astillas, dejando sin refugio a sus 28 tripulantes.

Comenzaba de esta manera un periplo por los hielos antárticos que duraría meses…
Arrastrando dos botes y todo el material por el hielo, consiguieron llegar a mar abierto y navegar hasta la isla Elefante.
Allí se instalaron 22 de los hombres, mientras el resto partía en busca de ayuda.

Finalmente, el 20 de Mayo de 1916, tras una de las mayores gestas de supervivencia en condiciones extremas, todos los tripulantes del Endurance fueron rescatados.

Nacido en Irlanda y de origen inglés, Ernst Shackleton es sin duda uno de los grandes aventureros y exploradores polares olvidados de comienzos del siglo XX.
Participo junto a Scott en los primeros viajes a la antártida, y lideró numerosas expediciones de exploración antes de la aventura del Endurance.
Finalmente murió de un ataque cardiaco al comienzo de su última misión: La expedición Quest. Un viaje con el objetivo de alcanzar el polo norte antes que Admunsen.
…No pudo ser, el 5 de enero de 1922, una vez más sin alcanzar su objetivo, Shackleton falleció.

Existe numerosa documentación sobre estos viajes:

En el año 2001 Columbia Tristar Home Video filmo un documental cinematográfico Shackleton, Aventura antártica.
…además existen varios libros sobre el tema uno de ellos novelado (La prisión blanca), y otro un trabajo de documentación de Caroline Alexander, con numerosas fotografías tomadas durante la aventura, y que el fotógrafo Frank Hurley logro conservar.

5 Responses to “Atrapados en el hielo”

  1. Juanesku says:

    Gran post el de hoy, he de reconocer que ya había oido la historia aunque nunca está mal volver a recordar el valor que estos hombres tuvieron y su incansable lucha por seguir viviendo.

    Simplemente genial

  2. el guiri says:

    Un comentario y filosofia personal que significa mucho para mí….creo que algo bastante adecuado para el tema de este blog de mi amigo: “Twenty years from now you will be more disappointed by the things that you didn’t do than by the ones you did do. So throw off the bowlines. Sail away from the safe harbor. Catch the trade winds in your sails. Explore. Dream. Discover.” – Mark Twain…..un grande abrazo…

  3. Javier says:

    Sin duda una de las grandes hazañas de los últimos tiempos en cuanto a la exploración.

  4. Germán A. says:

    Hola,

    ¿podrías darme por favor el nombre de algunos de los libros que se escribieron sobre esta expedición?

    Gracias!

  5. El Capitán & The Pilgrim Crew says:

    Hola Germán:

    voy a publicar un post sobre el tema que espero te sea de utilidad.

    Salu2

Leave a Reply